La mayoría de las tarimas que se instalan en terrazas o jardines, cuando son naturales, son de madera tropical. La tarima que ofrece mejores resultados es la realizada con madera de Ipe. Hace tiempo se utilizaba la madera de teca, la misma con la que se hacían las cubiertas de los barcos, de ahí procede el nombre anglosajón de las terrazas de madera: deck = cubierta.

tarima tropical para exterior
Con el uso enorme de la madera de teca para mobiliario exterior a nivel mundial, las plantaciones fueron acabándose, creándose nuevas plantaciones casi industriales, esto ha encarecido tanto el producto que la madera de teca, prácticamente ya no se usa, pues su precio es muy elevado.
Existen otras maderas tropicales como el cumarú o la grapia, que también se instalan en terrazas de madera, pero sus resultados no son tan confiables como el del ipe.
La tarima de ipe ofrece muy buenos resultados en playas de piscina, en terrazas y en jardines donde no haya mucho arbolado o planta de hoja caduca. El muy versátil y si la trabaja personal experto pueden hacerse verdaderas maravillas con tarima de ipe: pavimentos, bancos, revestimientos de paredes, jardineras, pérgolas, mobiliario chill out, etc. Una terraza con madera tropical de ipe quedará confortable, cálida, acogedora y a la vez muy moderna.
 
Sin embargo, hay un inconveniente insalvable al utilizar madera natural, su mantenimiento.
La tarima exterior de ipe se termina siempre con la aplicación de un producto protector, actualmente hay productos muy eficaces que alargan los mantenimientos, pero éstos son inevitables si queremos que la terraza permanezca «sana» y bonita durante mucho tiempo. Cuando nos pide consejo un cliente que es amante de la madera natural, siempre tenemos en cuenta dónde va a ubicarse la tarima. Si el sitio es una zona con muchas horas de son directo en pleno verano, como suelo ocurrir en las piscinas, intentamos que cambie de opinión o acepte, desde el principio, que deberá dedicar tiempo al mantenimiento de su tarima. Si por el contrario, la zona es orientación Norte o tiene bastante sombra, la tarima de ipe funcionará perfectamente y los mantenimientos necesarios serán muy escasos.
Por último, dejar claro a los lectores de este blog que la tarima de ipe no tiene un color uniforme, algunas tablas pueden ser muy claras, otras casi negras. Así es la madera de ipe, y eso la hace bella. Con el tiempo la madera tenderá a oscurecer y a ponerse de color gris, pero un mantenimiento con lijado y aplicación de protector volverá a dejarla como nueva. La tarima tiene un espesor aproximado de 19 mm, eso da para muchos lijados. Para más información consulte con nosotros.