Cuando se decora una terraza o un jardín, hay que tener en cuenta la iluminación de exterior. Es verdad que los días de verano son muy largos y parece que la luz no va a ser tan necesaria, sin embargo, cuando el jardín o la terraza están terminados se convierten en un elemento decorativo más de la vivienda.

Si abrimos las cortinas o los estores durante las estaciones frías, cuando a las cinco de la tarde ya es de noche, podemos disfrutar de la vista del jardín, por eso es tan importante la iluminación de exterior, para crear un escenario visual agradable y atractivo.

Y por supuesto, cuando es primavera o verano y salimos al exterior, también necesitamos iluminación, es por tanto un elemento tanto práctico como estético.

Luces de exterior escalera

Iluminación de exterior indirecta decorativa y de señalización

Por eso, cuando se hace un proyecto con mayor o menor detalle del jardín hay que saber cómo vamos a ubicar el mobiliario y cómo vamos a distribuir las zonas.

Si vais a cualquier empresa para que os ayuden con el jardín siempre os preguntarán qué queréis hacer fuera; ¿vais a poner un comedor? ¿unos sofás? ¿soléis recibir amigos? Todo esto es importante saberlo para organizar bien el espacio y los distintos elementos que van a ofreceros para el jardín.

En ese momento también debe preverse al menos una preinstalación eléctrica, antes de ejecutar ningún trabajo de revestimiento ni jardinería, así en cuanto decidáis poner las lámparas, la línea de iluminación estará prevista y no habrá problemas.

Los tipos de luces que necesita un jardín para conseguir ese resultado práctico y estético son:

  • Iluminación indirecta decorativa, generalmente mediante apliques que recomendamos que sean siempre led y con un IP adecuado para uso en exteriores. En otro post nos dedicaremos más a la información técnica de las luminarias para exterior.  

Esta luz no molesta a nuestra vista pero si es muy decorativa, y debería tener su propio interruptor para poder encenderse independientemente de otras de uso más práctico. Si tenéis algunas plantas, macetones o árboles, os recomiendo usar apliques que, desde el suelo, iluminen las plantas hacia arriba.

También los apliques de pared que “bañan” con su luz el paramento donde están instalados, son muy estéticos. Si en vuestro jardín o terraza hay alguna pared revestida con lamas de madera, o con unas celosías, o unos muretes chapados en piedra, la instalación de un aplique pequeño de este tipo proporcionará una calidez muy valiosa al jardín que estemos iluminando.

  • Iluminación de señalización necesaria y también decorativa, generalmente conseguida con lámparas empotradas o balizas.

En los jardines podemos tener caminos o senderos que debemos iluminar por comodidad y necesidad, pues es una forma de señalizar nuestros pasos.

Si el jardín es amplio unas balizas son muy adecuadas, una iluminación de exterior tenue es suficiente para decorar y marcarnos el camino. En este caso recomiendo lámparas que alumbren fundamentalmente hacia abajo, un halo suave de luz hacia arriba puede estar bien, pero lo importante es ver por dónde andamos.

También cuando hay distintas zonas en el jardín, como un cenador, un chill out, cualquier espacio con un pavimento diferente al resto, una piscina… hay que utilizar iluminación exterior para señalizar estas zonas. Apliques empotrados en el caso de piscinas, o balizas “mini”, son muy prácticas. Si hay alguna pérgola, instalar una lámpara en los pilares (postes verticales) es un buen recurso.

Otras zonas que deben señalizarse en un jardín son los accesos.

En un jardín privado, salvo que sea muy grande, no suele haber muchas puertas, pero estas deben estar bien iluminadas, siempre sin pasarnos de potencia. Y lógicamente hay que iluminar muy bien la entrada principal y la zona de parking si la tuviera, y no olvidar instalar una buena luz cerca del video portero o portero automático. Es frecuente que la vivienda tenga un video portero con mala iluminación que no nos permite ver el rostro del visitante o, al contrario, una iluminación tan deficiente que no permite a la visita saber dónde debe pulsar.

Esta iluminación de accesos o caminos puede mantenerse encendida hasta una hora determinada y, a partir de ese momento, conectarse mediante detectores de proximidad. De este modo la luz se va a encender cuando el sensor detecte que una persona se acerca, es decir, cuando sea necesario.

Por último, debemos señalizar las escaleras, siempre deben verse adecuadamente, tanto por estética como lo que es más importante, por seguridad. Además, las luces empotradas en las tabicas de escaleras exteriores aportan un valor estético innegable a cualquier jardín.

  • Iluminación de exterior directa utilizada en zonas de estar, de trabajo, etc.

Si vamos a instalar un comedor bajo un porche o en un cenador, es imprescindible una luz con cierta intensidad que nos permita disfrutar de una cena agradable y poder ver con claridad. Lo mejor son luminarias de techo tipo plafones, pues aunque hay lámparas colgantes muy bonitas no resultan nada prácticas en cuanto el viento sopla con un poco de fuerza. Los elementos de exterior, sean cuales sean, deben disponer de anclajes fuertes y resistentes, para evitar ningún peligro cuando hay tormentas y ventiscas.

Si hay una zona donde queremos hacer fiestas o reuniones tenemos que instalar un proyector que ilumine esa área, tendrá su propio interruptor pues sólo lo utilizaremos en ocasiones concretas. Pero es importante pensar en ello pues seguro que nos hará falta.

También si tenemos una cocina exterior, una barbacoa o una zona de trabajo de cualquier tipo, tenemos que iluminarla adecuadamente, siempre mediante proyectores con potencia suficiente.

Iluminación de exterior

Iluminación en exterior

Por último, quiero hacer una referencia a las últimas tendencias decorativas en iluminación de exterior; lámparas con forma de figuras que simplemente parecen “posadas” en el jardín y que aúnan más que ninguna la decoración y la utilización práctica, también el mismo tipo de luminaria pero para las piscinas, lámparas flotantes como gotas luminosas, bolas, etc, muy llamativas y estéticas. Y como no, las “reinas” del momento, las guirnaldas de luz. Un elemento sencillo, muy fácil de instalar, y que transforma de inmediato el porche, la pérgola o la terraza.

Guirnalda de luz en porche

Guirnalda de luz en porche

A mí me recuerdan a mi niñez, a las fiestas veraniegas del pueblo, pero curiosamente, están de rabiosa actualidad.

En próximos post os daremos una información más técnica sobre aspectos importantes de las luminarias de exterior, opciones y materiales.

Fotos Lámparas El Búho

Balizas jardín

Balizas jardín

Bolas de luz

Bolas de luz

Apliques para árboles

Iluminación de plantas y árboles

Apliques que bañan la fachada

Apliques que bañan la fachada

Luces en la entrada de la vivienda

Luces en la entrada de la vivienda

Iluminación directa desde el techo

Iluminación directa desde el techo