Dependiendo del tamaño de nuestro jardín o terraza, la zona chill out para jardines puede ubicarse en el porche de la vivienda o en la zona más cercana a la casa. Quizá cerca de la piscina en un chalet, del jacuzzi en una terraza, o simplemente en un área agradable si no disponemos de nada de esto.

ZONA CHILL OUT PARA JARDINES
Tarima sintética gris en piscina
La zona chill out deberá estar en un lugar que disponga de algunas horas de sombra, por eso hay que estudiar bien la orientación del jardín antes de ubicarlo. Si dispone de sol de mañana nos servirá como solarium, y si tiene sombra natural por la tarde, el lugar será perfecto para conseguir un verdadero rincón de descanso, pues no olvidemos que en Madrid las tardes de verano son muy calurosas.
Si se instala bajo un porche o una pérgola, también quedará protegido del fresco de la noche, de la humedad o de la lluvia. Y si no tenemos porche, un toldo o una vela son soluciones tan efectivas como éste.
En cuanto a materiales, debemos ser cuidadosos con lo que nos venden como “resistente al exterior”. En ocasiones lo que parecen materiales resistentes son plásticos que no resisten una temporada y se rompen. Los acabados para la zona chill-out deben soportar de verdad las inclemencias y aportar garantías en este sentido.
La iluminación del relax debería conseguirse con lámparas led de baja intensidad que, además de proporcionar luz al espacio, mantengan el jardín levemente iluminado para disfrutarlo en nuestra zona chill out para jardines y también desde el interior de la casa.
tarima madera
Tarima sintética exterior
Una estructura fija construida en el jardín o la terraza es la mejor forma de crear un espacio de descanso. Incluso puede albergar una cama de día para hacer la siesta. La ventaja de adquirir unas pérgolas es que pueden instalarse en cualquier zona del jardín con total independencia.
Existen elementos decorativos y funcionales muy novedosos para el jardín o la terraza. Como las alfombras de exterior, muy útiles en la zona chill out. Los nuevos materiales sintéticos como la tarima tecnológica que no necesita mantenimiento son magníficos  para suelos y para la construcción de los propios muebles de relax.
Al crear una zona chill out para jardines o terrazas podemos también plantearnos colocar una bella fuente de exterior, desde la cultura árabe sabemos que el ruido del agua de una fuente produce un efecto relajante muy agradable y también refresca el ambiente.
En cuanto a las plantas, debemos estudiar previamente el ángulo de visión de este rincón, ya que las plantas que veamos desde allí deberán trasmitirnos calma y paz.